Cómo mantener un jardín vertical hidropónico

Si está interesado en la jardinería vertical en este artículo te explicamos cómo mantener un jardín vertical hidropónico, pero si quieres saber más sobre ellos puedes asistir a nuestros próximos cursos de jardines verticales y cubiertas vegetales que realizaremos los días 7,8 y 9 de Septiembre en Bogotá y 13,14 y 15 en Guayaquil.

Antes de comenzar, debemos de tener en cuenta que una instalación hidropónica como mínimo  debe estar compuesta por los siguientes elementos.

  • Un programador de riego
  • Un inyector de abonado o una abonadora
  • Un depósito para la solución hidropónica
  • Filtros de riego y de aireación de la solución hidropónica
  • Sondas de control del pH
  • Sondas de control de la conductividad
Jardín vertical hidropónico

Sistema de riego

A la hora de mantener un jardín vertical hidropónico  debemos de tener en cuenta los siguientes factores:

  • Sustrato
  • El pH
  • La conductividad
  • El agua de red

Sustrato

A la hora de realizar un jardín vertical hidropónico es muy importante elegir un tipo de sustrato que funcione bien.

La principal ventaja del sistema de fieltro, sistema F+P,  es el uso de un material inerte como sustrato, es decir, que el intercambio catiónico del sustrato es muy reducido, esto impide que se produzca una precipitación de sales y en caso de que se produzca que esta sea fácilmente disuelta de nuevo. Otros sustratos para hidroponía como la lana de roca, la espuma de poliuretano o la espuma de poliurea reúnen también estas características.

La Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC), se refiere a la cantidad total de cargas negativas que están disponibles sobre la superficie de las partículas en el sustrato. Es un indicador del potencial del suelo para retener e intercambiar nutrientes vegetales, mediante la estimación de su capacidad para retener cationes (cationes = sustancias que tienen carga positiva). Por lo tanto, la CIC del suelo afecta directamente a la cantidad y frecuencia de aplicación de fertilizantes.

En los jardines verticales hidropónicos las condiciones para el crecimiento de las plantas las proporciona la solución hidropónica, todo el mantenimiento del jardín gira en torno al control de sus parámetros.

pH

El pH es un valor variable entre 0 y 14 que indica la acidez o la alcalinidad de una solución.

Un mal control del ph puede provocar obstrucciones en los diferentes componentes del sistema de fertirrigación, también puede afectar a la disponibilidad de los nutrientes y al proceso fisiológico de absorción por parte de las raíces. Todas las especies vegetales presentan unos rangos característicos de pH en los que la absorción es idónea, por lo que es muy importante mantener un equilibrio y evitar un cambio de pH hacia niveles extremos de acidez o alcalinidad. El sustento de estos niveles de pH marca la diferencia entre un jardín lleno de plantas bien nutridas o un jardín donde gastas más tiempo y dinero en abonos.

El suelo natural actúa, pues, como una reserva de pH. Por ello, en los jardines exteriores, donde la misma tierra contribuye a un pH más estable, el pH cambia de manera más gradual que en un jardín hidropónico.

El pH debe estar continuamente siendo monitorizado y corregido para lograr el correcto funcionamiento del jardín vertical. Existen varios sistemas para mantener el control: aplicación de ácidos y bases, soluciones buffer. Se pueden establecer sistemas automatizados de dosificación de estos productos para que la solución hidropónica permanezca autorregulada.

Jardín vertical hidropónico

Medidor de pH

La conductividad

Otro factor importante a tener en cuenta es el control de la conductividad ya que en hidroponía la conductividad eléctrica (CE) es la medida utilizada para medir la cantidad de sales nutritivas disueltas en la solución hidropónica. Estos valores indican la cantidad de nutrientes disponibles en la solución para ser absorbidos por el sistema de raíces de la planta.

La conductividad del agua se calcula con un medidor de conductividad, hay diferentes modelos en el mercado tanto como para agua corriente o pura.

Cómo mantener un jardín vertical hidropónico

Medidor de conductividad

 

Agua

En función del agua de riego que utilicemos para nuestro jardín los valores de conductividad eléctrica varían. Si utilizamos un agua de red con una conductividad base elevada al añadir los nutrientes la solución superará en poco tiempo el límite de conductividad 2000 ppm y habrá que utilizar un sistema de ósmosis para reducirla y así poder disponer de una solución hidropónica de mayor durabilidad.

Podemos situar el valor límite de la conductividad del agua de red utilizada para elaborar una solución hidropónica en 960p.p.m. Es obligado realizar al menos dos análisis químicos al año para conocer si hay variaciones en la calidad del agua de riego y actuar en consecuencia a la hora del ajuste de la solución nutritiva.

No debemos olvidar que trabajamos sin suelo, por lo que todas aquellas condiciones hostiles para la planta se reflejarán inmediatamente. Es importante hacer un seguimiento de los parámetros que hemos indicado en el artículo para asegurarnos que las plantas se encuentran en las condiciones óptimas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *