¿Cómo conseguir una piscina más sostenible y eficiente?

Los amantes de la naturaleza han encontrado en las piscinas naturales la forma más sostenible de disfrutar del agua en su jardín sin necesidad de utilizar productos químicos, un sistema de depuración en constante funcionamiento y, además siendo sostenible en cuanto al consumo energético. Asimismo, el hecho de que requiera de menos energía implica que la factura de la energía será mucho más reducida que la de una piscina convencional.

¿Cómo ahorrar en la factura?

Si estás pensando en poner una piscina natural en tu jardín, lo mejor es que revises tus contratos de luz para determinar si tu tarifa contratada te sigue viviendo bien o, por el contrario, precisas de un cambio por una a un mejor coste. Sin duda, una de las tarifas más interesantes es la PVPC, en la que el precio de la luz por horas está regulado por el ministerio. Puede que parezca un lío que el precio de la luz por horas cambie cada hora de cada día; sin embargo, se puede consultar con antelación desde las últimas horas del día anterior en la página web de Red Eléctrica. Además, el precio de la luz por horas que ofrece la tarifa PVPC destaca por ser muy transparente, de manera que el cliente tiene la garantía de que no se va a llevar una sorpresa por una cláusula que no haya leído: ¡se paga por lo que se consume!.

En cualquier caso, si prefieres una tarifa con unos precios más estables, te convendría pasarte al mercado libre. Para poder encontrar la tarifa eléctrica que más te conviene sin necesidad de ir preguntando a cada comercializadora, la forma más eficiente de matar dos pájaros de un tiro es utilizando un comparador de luz. Hay varios en Internet; el más conocido es el comparador de luz de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), aunque algunas organizaciones de consumidores también tienen el suyo. Lo positivo del comparador de luz es que es una herramienta gratuita, facilita la búsqueda y te permite ver de un vistazo varios contratos de energía a la vez para poder compararlos y escoger el que mejores condiciones tenga; puedes encontrar los principales en el siguiente enlace: https://www.companias-de-luz.com/comparador-luz/.

¿Cómo ahorran energía las piscinas naturales?

La principal ventaja de las piscinas naturales es que la limpieza del agua se hace de forma natural y no mediante productos químicos sino a través de plantas, tal y como ocurre en los ríos por ejemplo. Así, su funcionamiento está basado en la activación del ciclo del nitrógeno; es decir, se favorece la aparición de unas bacterias que lo que hacen es transformar el amoniaco en nitrato y luego las plantas absorben dicho nitrato, de manera que todos esos nutrientes desaparecen del agua, tal y como te contamos aquí.

Este sistema lleva aparejada otras grandes ventajas sobre las piscinas de cloro: el mantenimiento es mucho menor, es más sano para el cuerpo (no irrita la piel ni los ojos) y, por supuesto, no precisa un cambio de aguas, lo que es genial sobre todo si vives en una zona en la que el agua sea más escasa porque apenas llueva. En definitiva, es la mejor forma de llevar la naturaleza a tu hogar; de hecho, ¡hasta puedes incorporar peces y anfibios! Y por si no fuera poco, las piscinas naturales son mucho más bonitas; aquí te dejamos algunos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.