Reduce tu consumo energético con un jardín vertical

Los jardines verticales son una forma ecológica y muy bonita de aislar térmicamente nuestra vivienda o edificio. En este artículo vamos a hablar de cómo consiguen realizar este aislamiento y cuáles son las tarifas de gas que nos ayudan a ahorrar en nuestra factura.

Claves para contratar el gas

Los métodos de aislamiento térmico son claves para el ahorro energético en el hogar, ya que rompen los llamados puentes térmicos. Más adelante veremos lo que significa, pero ¿de qué sirve todo esto si estamos pagando más de lo que deberíamos por el consumo de nuestra factura de gas? Por ello es muy importante elegir bien a la hora de contratar el gas, ya que nuestra factura puede cambiar mucho de una tarifa a la otra. Muchos
consumidores tienen dudas sobre qué compañía de gas elegir o cuál es la tarifa ideal entre todas las del mercado.

Desde la reforma del mercado energético en 2009, los consumidores pueden elegir entre una tarifa en el mercado libre, en el que las compañías de gas dictan sus precios, o el mercado regulado, donde el Estado fija los precios trimestralmente en función de la demanda y la oferta del mercado mayorista del gas. La tarifa del mercado regulado se llama
Tarifa de Último Recurso (TUR) y según las asociaciones de consumidores es una de las más económicas, aunque si bien es cierto que algunas ofertas del mercado libre pueden conseguir mejorarla. Solo las comercializadoras de referencia como Endesa XXI o Iberdrola en Murcia pueden ofrecer esta tarifa que puede contratarse con una simple llamada o por vía online. Por otra parte, para aquellos que prefieren contratarla en persona, pueden acudir físicamente a las oficinas de atención al cliente de Iberdrola en Murcia.

El muro verde que te ayuda a ahorrar

Los jardines verticales, muros verdes que soportan un jardín cuyas plantas se encuentran dispuestas verticalmente, son ya una oportunidad tangible para romper los puentes térmicos que se producen en los edificios, es decir, las fugas térmicas que permiten que el calor generado en la casa salga hacia fuera, o que la temperatura exterior penetre en el interior. A causa de esto, la calefacción o aire acondicionado debe hacer el doble de esfuerzo para restablecer la temperatura generada, provocando un gasto energético mayor que acaba repercutiendo sobre el montante de nuestras facturas. El aislamiento térmico que producen los jardines verticales nos permite acabar con estas fugas y ahorrar en consumo eléctrico. Además de su estética impresionantemente magnífica y hermosa, los jardines verticales generan oxígeno en medio de la ciudad, ayudando a combatir el calentamiento climático.

Pero no es todo, ya que los jardines verticales también contribuyen a crear un aislamiento acústico en el inmueble o en todo un edificio, alejando a nuestros seres más queridos de la contaminación acústica que produce una ciudad.


Quizá un día todos los edificios o casas unifamiliares deban contar con un jardín vertical. Hasta entonces, te invitamos a leer el siguiente artículo para que descubras el poder de la transición ecológica y su esplendorosa belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.