Cómo hacer piscinas ecológicas: Guía completa de construcción

INDICE

Las piscinas naturales son una alternativa ecológica y distinta para relajarse en un espacio natural en casa.

Su construcción al igual que lo es la construcción de una piscina es compleja, pero con la guía adecuada podemos tener nuestra propia piscina natural.

La selección del lugar adecuado, la elección de los materiales y el diseño son algunas de las claves para conseguir una piscina natural perfecta en nuestra casa y en este artículo veremos cómo afrontar estos elementos.

biopiscina natural en Valencia con plantas acuáticas

¿Qué son las piscinas naturales?

Las piscinas naturales son espacios de agua que se construyen sin necesidad de productos químicos, utilizando los principios de la ecología para purificar el agua.

Se trata de una alternativa sostenible a las piscinas convencionales, en las que se utilizan productos químicos para mantener el agua limpia.

Nenúfares_piscina natural

En una piscina natural, el agua se purifica a través de un sistema de filtrado biológico, que utiliza plantas y microorganismos para mantener el agua limpia y cristalina.

Algunas de las características principales más conocidas son:

  • Las piscinas naturales se dividen en dos zonas principales: la zona de baño y la zona de regeneración del agua.
  • La zona de baño es donde los bañistas disfrutan del agua. En esta zona, el agua se encuentra en constante movimiento gracias a un sistema de filtrado biológico.
  • La zona de regeneración es donde se encuentra el sistema de filtrado biológico, que se encarga de purificar el agua de forma natural, utilizando plantas acuáticas y microorganismos que se alimentan de los residuos presentes en el agua.
  • Para construir una piscina natural, es necesario elegir el lugar adecuado, llevar a cabo una excavación y construir el vaso, el revestimiento y el sistema de filtrado.
  • En la zona de regeneración, es importante elegir las plantas adecuadas, aquellas que sean capaces de absorber los nutrientes y los residuos presentes en el agua.
  • El mantenimiento de una piscina natural es imprescindible para mantener el agua cristalina y libre de algas. Este mantenimiento incluye la limpieza del sistema de filtrado, la poda de las plantas acuáticas y el control de la química del agua.

Ventajas e inconvenientes de tener una piscina natural en casa

Antes de decidirse por construir una piscina natural en casa, es importante conocer las ventajas e inconvenientes de esta opción tan particular:

  • Ecología: Una piscina natural es la solución perfecta para aquellos que buscan una alternativa ecológica a las piscinas convencionales, eliminando el uso de productos químicos.
  • Estética: Las piscinas naturales, al ser diseñadas de manera integrada en el paisaje, ofrecen una belleza natural que enriquece cualquier jardín. Además, su forma y diseño pueden ser personalizados para adaptarse a cualquier estilo.
  • Salud: Las piscinas naturales no contienen productos químicos que puedan afectar a la salud de sus usuarios, lo que permite disfrutar de un baño más saludable.
  • Biológicas: Las piscinas naturales fomentan la vida acuática, atrayendo a animales y plantas que crean ecosistemas únicos y protegen la biodiversidad.
  • Cuidado: Las piscinas naturales son más fáciles de mantener que las piscinas convencionales. Se pueden dejar sin limpiar durante meses sin problemas y su sistema de filtrado biológico no necesita de constantes controles.
Fauna biopiscina

Inconvenientes: Sin embargo, también existen algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta al decidir construir una piscina natural en casa.

Para empezar, la construcción es más difícil y costosa que la de una piscina convencional, ya que requiere una adecuación del terreno y el uso de materiales específicos como grava, arena y piedras volcánicas.

Además, puede ser más difícil mantener la temperatura adecuada en la piscina, ya que es importate que el sol no caliente el agua tanto como en una piscina convencional.

Diseño de nuestra piscina natural

El diseño de una piscina natural es un proceso complejo que requiere planificación cuidadosa y conocimientos especializados.

La piscina natural se suele dividir en dos áreas: una zona de baño y una zona de regeneración del agua, especialmente diseñada para las plantas y la flora que mantienen limpia el agua.

Los siguientes son los aspectos más importantes a considerar al diseñar una piscina natural.

Elección del lugar adecuado

Elegir el lugar adecuado para una piscina natural es esencial para garantizar su éxito. El lugar elegido debe tener suficiente espacio para el tamaño y la forma de la piscina y debe estar alejado de los árboles y otras fuentes potenciales de suciedad.

Es importante también considerar la exposición al sol y la sombra que se quiere tener en la zona de la piscina.

Excavación y construcción del vaso

La excavación y construcción del vaso de la piscina es un proceso importante que debe ser realizado por un profesional experimentado.

Es fundamental asegurar que el vaso tenga la forma adecuada para una correcta circulación del agua, además de que tenga una profundidad uniforme para facilitar el crecimiento de las plantas acuáticas.

La inclusión de una zona de escaleras es también importante para facilitar el acceso a la piscina.

Piscina natural

Nuestra recomendacióm siempre es gunitar la piscina, para garantizar la estanqueidad del vaso y una mayor durabilidad.

Piscina gunitada
Piscina natural -Gunitada
filtro biológico biopiscina
Piscina natural terminada

Revestimiento del vaso y sistema de filtrado

El revestimiento del vaso es una parte esencial de la construcción de una piscina natural.

Se pueden utilizar diferentes materiales como gresite, porcelánico piedra, grava, arena y hasta arcilla, en función de la estética que le quieras dar, pero es importante elegir uno que no aporte nutrientes al agua y en función del acabado que queramos de las paredes.

En este vídeo Jordi explica mejor los distintos acabados que dispones para hacer tu pisicina natural.

Sistema de filtrado

Además, es importante instalar un sistema de filtrado natural que permita mantener el agua limpia sin la utilización de productos químicos.

Los sistemas de filtrado pueden incluir el uso de filtros biológicos, como el filtro percolador o el de lecho móvil de piedras, o bien un circuito cerrado que permita la circulación constante del agua.

En función del agua y de lo que búsquemos podemos optar por uno o varios. Si quieres aprender todo sobre filtros biólogicos echa un vistazo aquí

Tipos de piscinas naturales según su construcción

Existen diferentes tipos de piscinas naturales según su construcción.

En esta sección, nos centraremos en las piscinas de hormigón gunitado y las de fibra de vidrio, polipropileno, entre otros materiales.

Piscinas de hormigón gunitado

Las piscinas de hormigón gunitado son las más comunes en la construcción de piscinas naturales. Se trata de una estructura de hormigón armado reforzado con malla de acero y proyectado en forma de gunita. Su resistencia y durabilidad son destacables, además de poderse personalizar tanto en forma como en tamaño.

En cuanto a la construcción de una piscina de hormigón gunitado, se inicia con la excavación del terreno para dar la forma deseada para la piscina, posteriormente se colocan unas mallas de refuerzo de hierro y una vez que está lista la estructura se procede a la proyección de la gunita.

Una vez que se ha endurecido la gunita, se procede a cubrir la estructura con un revestimiento para hacer la impermeabilización y su posterior recubrimiento con una capa de arena y grava.

Piscinas de fibra de vidrio, polipropileno, etc.

Otro tipo de piscinas naturales son las realizadas en fibra de vidrio, que son prefabricadas en fábricas y montadas en el lugar donde se desea ubicar la piscina.

Estas piscinas se caracterizan por ser menos resistentes que las de hormigón gunitado, pero por el contrario su instalación es más rápida y sencilla. También hay piscinas de polipropileno que son ligeras y resistentes, además tienen la ventaja de poder resistir a los rayos solares y a los productos químicos.

La principal ventaja de las piscinas de fibra de vidrio, polipropileno, entre otros materiales, es su facilidad de instalación.

Su construcción es más rápida al tratarse de piscinas prefabricadas, lo que también redunda en un menor costo. Sin embargo, deben ser elegidas de manera cuidadosa ya que, una vez instaladas, no se pueden hacer cambios en el diseño.

Es muy habitual que este tipo de piscinas lleven de por si un tratamiento anti algas. En ese caso este tratamiento no es recomendable para una piscina natural.

Liner: EPDM o TPO es recomendable.

El PVC no es recomendable porque además de tener menos durabilidad en la mayoría de las ocasiones tiene productos de acabado incompatibles con las plantas que pueden desprenderse en el agua. 


Existen en el mercado PVC especial que usan en depósitos alimentarios o especiales para espacios naturales.

Otros acabados para piscinas naturales

  • Pintura: es menos recomendable porque tiene menos durabilidad, pero si se decidiera por este acabado tiene que ser una pintura con base poliuretano, poliurea o epoxi. No se deben utilizar pinturas acrílicas ni clorocaucho.
  • Piedra natural: En caso de decantarse por este material es importante que se compruebe que no aporta fosfatos al agua.
  • Microcemento: es válido, aunque no se suele poner porque es caro.
  • Acabado de mortero de cal: es válido, salvo cuando el pH del agua de llenado es muy ácido.
  • Acabado de arena: No recomendamos instalar este material porque es muy rugoso. Al acumular mucho verdín la piscina se verá verde desde fuera.

Zonas de nuestra piscina natural

La piscina natural se divide en dos zonas claramente definidas: la zona de baño y la zona de regeneración. Cada una de ellas cumple una función diferenciada y es importante conocerlas para lograr una piscina natural saludable y equilibrada.

  • Zona de nado. Es el volumen de agua en el que se practica el baño, por lo que, tanto la profundidad como su forma, tamaño y disposición de los accesos variarán en función de las variables de proyecto.
  • Zona de regeneración. Es el espacio en el que crecen las plantas. En una piscina natural puede suponer desde un sexto hasta la mitad de la superficie total. 
  • Filtro biológico. Puede ser desde una superficie de gravas integrado con las plantas (filtro biológico + zona de regeneración) hasta un pequeño filtro tambor de reducidas dimensiones.
  • Otras zonas de filtrado. La piscina natural también puede necesitar de espacios técnicos para cuadros eléctricos, bombas u otros filtros adicionales.

Estas zonas pueden aparecer integradas en un mismo vaso o separadas, estableciendo diversas relaciones entre ellas y con el entorno. 

Esto repercute tanto en el proyecto de la piscina como en el diseño y dimensionado de la instalación de depuración, y dependerá de diversas variables, como las preferencias personales de los usuarios, el uso que se vaya a dar a la piscina, el espacio disponible o los recursos económicos. 

Zona de baño

Esta es la zona principal de nuestra piscina natural, es donde nadamos y disfrutamos del agua. Tiene que tener un tamaño apropiado para la cantidad de personas que van a utilizarla y un diseño que se adapte a nuestras necesidades.

Lo recomendable es que esta zona tenga una profundidad mínima de 1,50 metros y máxima de 2,50 metros. Es importante mantener el agua de la piscina a una temperatura más baja de lo habitual, por lo que a mayor profundidad menor temperatura del agua.

Por otro lado, es importante elegir bien los materiales de acabado que se utilizarán para revestir el vaso de la piscina natural.

Recuerda siempre que en función del acabado, el verdín, inevitable en este tipo de piscinas, será más fácil o difícil de eliminar (en función de la porosidad del acabado)

Zona de plantas y regeneración del agua

Esta es la zona donde se regenera el agua de la piscina natural mediante la filtración natural que realizan las plantas y la flora natural.

En esta zona, se colocan las plantas acuáticas que ayudan a mantener el equilibrio biológico y a oxigenar el agua.

Es importante elegir correctamente las plantas acuáticas que se van a utilizar en nuestra piscina natural.

Algunas de las plantas más utilizadas son: los lirios de agua, las espadas acuáticas, los juncos, las capuchinas acuáticas, entre otras.

Nosotros lo que siempre animamos es que se utilicen plantas autóctonas

Además, es importante investigar sobre las necesidades de cada planta en cuanto a luz y temperatura y ph que soportan para poder colocarlas en el lugar más adecuado de nuestra piscina natural.

Es importante cuidar la zona de plantas y regeneración del agua y hacer las labores de mantenimiento correspondientes. Es importante podar las plantas para que no crezcan demasiado y entorpezcan la circulación del agua. También es importante retirar las hojas muertas y los restos orgánicos que puedan acumularse en esta zona para evitar la proliferación de bacterias y algas unicelulares.

Por otro lado, nosotros utilizamos las plantas palustres como apoyo, fundamentando el funcionamiento de la piscina a las plantas sumergidas que cuentan con mucha más capacidad de oxigenación y filtración.

Llenado de piscina natural con planta sumergida
Plantas sumergidas

Funcionamiento y mantenimiento de nuestra piscina natural

Una vez construida nuestra piscina natural, es importante asegurarnos de su correcto funcionamiento y mantenimiento para garantizar la salud del agua y de los bañistas. A continuación, detallaremos las principales áreas que debemos controlar:

Circulación del agua y sistema de filtrado biológico

En una piscina natural, la filtración biológica es la clave para mantener el agua limpia y clara sin necesidad de productos químicos.

Se puede lograr mediante diferentes tipos de sistemas de filtrado biológicos como el filtro de lecho móvil, el filtro percolador o el filtro con plantas de regeneración.

Los filtros biológicos funcionan a través de una serie de procesos biológicos y químicos que eliminan las impurezas del agua. Es importante comprobar regularmente los niveles de pH del agua y limpiar el filtro biológico de manera adecuada para mantener un buen sistema de filtrado.

¿Qué es el pH del agua?

El pH es la medida de la acidez o alcalinidad del agua. El pH ideal para una piscina natural debería estar entre 8,0 y 8,6.

¿Con qué frecuencia hay que limpiar el filtro biológico?

El filtro biológico debe limpiarse cada seis meses aproximadamente. Sin embargo, es importante estar atentos a los cambios en la claridad del agua y ajustar la frecuencia de limpieza en consecuencia.

Mantenimiento del agua y lucha contra las algas unicelulares

Las algas unicelulares son uno de los mayores desafíos en el mantenimiento de una piscina natural.

Estas algas suelen crecer en aguas estancadas, por lo que es importante asegurar una buena circulación del agua. Además, se recomienda utilizar productos naturales como la cebada o la espirulina, que ayudan a prevenir la aparición de algas.

Si aparecen algas, no es recomendable utilizar un cepillo para retirarlas manualmente, ya que lo único que conseguiremos es extenderlas al agua. El ecosistema debe ser capaz de volver a equilibrarse sólo.

¿Cómo prevenir la proliferación de algas?

  • Asegurarse de una buena circulación del agua.
  • Mantener los niveles de pH adecuados.
  • Revisar los niveles de fósforo del agua.

¿Cómo eliminar las algas?

Si aparecen algas, significa que el ecosistema no está equilibrado correctamente o se ha desequilibado puntualmente, por lo que hay que verificar los pasos que se han realizado y comprobar que todo sigue en orden.

Si todo es correcto, la piscina debería volver a su estado de transpariencia y limpieza de manera sola

Productos químicos y limpieza del filtro biológico

En las piscinas naturales, no se usan productos químicos para mantener la calidad del agua.

Aun así, es importante limpiar regularmente el filtro biológico ( cuando tiene epesores mayores de 50 cms) para garantizar su correcto funcionamiento y para que la piscina natural se mantenga saludable.

¿Qué productos químicos son recomendados para la limpieza de una piscina natural?

Existen algunos productos químicos naturales que ayudan a mantener el agua de una piscina natural saludable.

Este es el caso del peróxido de hidrógeno, el cloruro de sodio o la ortofosfatos de sodio, que pueden utilizarse para controlar el crecimiento de algas y bacterias. En cualquier caso, se recomienda su uso en dosis bajas y evitar usar productos químicos convencionales.

Mantener una piscina natural en perfectas condiciones es más fácil de lo que podría parecer inicialmente. Con una buena circulación del agua, un sistema de filtrado biológico eficaz y el uso adecuado de productos naturales, no sólo podremos disfrutar de un baño refrescante sino también de un oasis natural en casa.

Últimos retoques y puesta a punto de nuestra piscina natural

Una vez construida nuestra piscina natural, llega el momento de dar los últimos retoques y realizar la puesta a punto antes de disfrutar del baño en ella. En esta sección, detallamos los pasos que debemos seguir para finalizar la creación de nuestra piscina natural.

Verificar la estanqueidad de la piscina

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que el vaso de la piscina esté completamente estanco. Para ello, llenaremos la piscina con agua y dejaremos que repose durante 24 horas. Si el nivel del agua no baja durante ese período, podemos considerar la piscina completamente estanca. En caso contrario, deberemos buscar posibles puntos de fuga y repararlos antes de continuar con el proceso.

Realizar los ajustes de pH

El pH del agua de la piscina debe estar en valores cercanos a 8,5 para que el agua esté equilibrada y correctamente tratada, un punto más alto que en una piscina clorada.

Si el pH es demasiado bajo o alto, deberemos ajustarlo utilizando productos naturales especiales pensados para ello. En este tipo de piscinas no es tan importante medir el pH regularmente como en las cloradas durante el verano, por lo que solo en caso de turbidez o aparición de algas revisaremos este punto.

Parámetros de calidad del agua en una piscina.

En España los criterios para una piscina convencional los establece el Real Decreto 742/2013, vamos a tomar estos valores como buenos a la hora de establecer una referencia para la calidad del agua, aunque cada país tendrá criterios diferentes:

Parámetros químico-físicos:

  • Ph límite entre 6,0 y 9,0
  • Transparencia. Criterio de visibilidad del desagüe del fondo.
  • Potencial REDOX entre 250 y 900mV
  • Turbidez inferior 5 UNF

Parámetros microbiológicos:

  • “Escherichia coli” 0 UFC
  • “Pseudomonas aeroginosa” 0 UFC
  • “Legionella sp.” 0 UFC

Añadir las plantas acuáticas

Una vez la piscina está completamente estanca y el pH ajustado, podemos proceder a la colocación de las plantas acuáticas.

Elegiremos aquellas especies que mejor se adapten a nuestro clima y a nuestras necesidades. Además de aportar belleza a nuestra piscina, las plantas también ayudan a mantener el agua limpia y sana.

Incorporar los filtros biológicos

Los filtros biológicos son una parte fundamental de las piscinas naturales.

Estos filtros se encargan de mantener el agua limpia y sin impurezas sin necesidad de utilizar productos químicos. Para ponerlos en funcionamiento, es necesario añadir una pequeña cantidad de materia orgánica al filtro para que las bacterias comiencen a actuar. Una vez en funcionamiento, los filtros biológicos necesitan poco mantenimiento, aunque deberemos limpiarlos y revisarlos de forma periódica.

Añadir los últimos detalles

Para dar a nuestra piscina natural un aspecto más cuidado y atractivo, podemos añadir pequeños detalles que la hagan única.

Podemos, por ejemplo, incorporar luces led sumergibles para iluminar la piscina por la noche, o crear una zona de relax con hamacas o tumbonas para disfrutar del sol y de la tranquilidad de nuestra piscina natural.

Además, podemos añadir elementos decorativos, como piedras, troncos o macetas, que complementen el aspecto natural de nuestra piscina.

Siguiendo estos pasos, conseguiremos tener una piscina natural completamente funcional y lista para disfrutar durante toda la temporada de baño. Manteniendo el agua debidamente tratada y realizando una limpieza adecuada, podemos disfrutar de nuestro baño en un entorno natural y ecológico.

Consejos finales e ideas para decorar nuestra zona de piscina natural

Una vez construida nuestra piscina natural, podemos comenzar a pensar en su decoración y en cómo podemos mejorar y personalizar la zona que la rodea para crear un ambiente agradable y relajante. Estas son algunas ideas y consejos a tener en cuenta:

  • Elige una iluminación adecuada para la zona de la piscina, preferentemente luces de bajo consumo con un tono cálido.
  • Agrega algunas tumbonas cómodas con cojines para relajarte mientras disfruta del sol y el agua.
  • Si quieres dar un toque rústico a la zona de la piscina, puedes incluir muebles de madera y piedra natural.
  • Las pérgolas son una buena opción para protegerte del sol y crear sombra en la zona. Puedes cubrirla con plantas que le den un toque natural y fresco.
  • Si buscas un toque contemporáneo, puedes optar por muebles de diseño minimalista con colores neutros, que creen una sensación de armonía con el ambiente natural.
  • No olvides incluir elementos como una ducha o un pequeño bar para completar la experiencia de la piscina.
  • Agrega plantas que complementen la zona circundante de tu piscina natural. Es importante elegir plantas que no solo adornen la zona, sino que también ayuden a mantener el equilibrio natural del agua.
  • No te excedas en la decoración, recuerda que el objetivo principal es crear un ambiente tranquilo y relajante.

Recuerda que lo más importante para decorar la zona de la piscina natural es tener en cuenta su entorno natural y optar por elementos que se adapten y complementen el ambiente.

Con estos consejos y el toque personal, conseguirás crear una zona agradable y armoniosa en la que podrás relajarte y disfrutar de tu piscina natural.

Como construir una piscina natural en casa paso a paso

Excavación del lugar para la piscina natural y diseño de la misma

Lo primero que debemos hacer es elegir el lugar adecuado para comenzar la construcción de nuestra piscina natural.

Nuestra recomendación es que nos fijemos:

  • La caida de hojas de árboles cercanos.
  • El sombreado que pueda haber durante el día y que afectará a la temperatura del agua.

Una vez seleccionado el lugar, se procede a la excavación, siguiendo el diseño previamente seleccionado.

Preparación del suelo y colocación de la primera capa de grava o arcilla

Después de la excavación, se prepara la capa de arcilla (normalmente de 30 cm de grosor), que servirá de base para impermeabilizar y proteger el suelo. Es importante asegurarse de que la capa de arcilla se extienda por todo el fondo y se ajuste a la forma de la piscina.

Colocación del revestimiento y del sistema de filtrado

Una vez colocada la arcilla, se procede a colocar el revestimiento para conseguir una piscina libre de filtraciones. A continuación, se instala el sistema de filtrado, que proporcionará una mejor calidad en el agua y una regeneración natural del mismo.

Zonas de la piscina natural: zona de baño y zona de regeneración

La piscina natural se suele dividir en dos zonas; una zona de baño y otra de regeneración.

La zona de baño es la que se utilizará para nadar y disfrutar del agua, mientras que la zona de regeneración es la encargada de tratar el agua, gracias a las plantas y microorganismos, para mantenerla limpia y purificada.

Estas dos funciones se pueden dar en el mismo vaso, en vasos separados o de una manera mixta y será en función de nuestrps gustos y requerimientos el elegir uno u otro tipo.

Elección y colocación de las plantas acuáticas

Para conseguir una correcta limpieza natural del agua, es fundamental seleccionar las plantas adecuadas para nuestra piscina natural.

Las plantas acuáticas oxigenan y purifican el agua, algo que será fundamental para su correcto mantenimiento.

Sistema de filtrado y mantenimiento de la piscina natural

Una vez construida la piscina natural, es fundamental llevar un correcto mantenimiento del sistema de filtrado y tratamiento del agua. Para que la piscina natural se mantenga limpia y saludable, es necesario un correcto manejo del sistema de filtrado, tener un correcto balance de nutrientes en el agua y evitar que materiales orgánicos caigan en ella.

  • Excavación del lugar para la piscina natural y diseño de la misma
  • Preparación del suelo y colocación de la primera capa de arcilla
  • Colocación del revestimiento y del sistema de filtrado
  • Zonas de la piscina natural: zona de baño y zona de regeneración
  • Elección y colocación de las plantas acuáticas
  • Sistema de filtrado y mantenimiento de la piscina natural

Tipos de piscinas naturales.

Piscina natural sin tecnificación

Este tipo de piscina natural utiliza un filtro biológico de flujo vertical integrado en el vaso de nado, este filtro alberga también las plantas, es decir, también es la zona de regeneración.

La circulación de agua se produce de manera natural por el calentamiento de la superficie del agua que hace circular a la misma a través del filtro de gravas.

Piscina biológica

La eficacia de este sistema de filtrado natural es limitada. El ecosistema tarda varios años en llegar al equilibrio y cuando lo hace no es posible garantizar la transparencia completa del agua, sin embargo no es necesario que la transparencia sea completa para que el resto de parámetros de la calidad del agua sean correctos.

Piscina natural con recirculación

Si al sistema descrito en el punto anterior le añadimos una bomba para recircular el agua del vaso a través del filtro biológico mejoramos sensiblemente el comportamiento del mismo, pudiendo disminuir su superficie. también se pueden utilizar aireadores para cumplir esta función de hacer circular el agua a través del filtro.

Piscina eológica

Piscina natural skimmer y sistema de filtrado

El el tipo de piscina natural descrito en los puntos anteriores todos los elementos que caen a la piscina: hojas, insectos… o procedemos a retirarlos manualmente o pasan a formar parte del ecosistema de la piscina aumentando los niveles de autrofización.

Simplemente implementando un skimmer y un sistema de filtrado podemos retirar esta materia orgánica que cae a la piscina haciendo el sistema más eficaz de una forma automatizada.

Piscina natural con skimmer

Piscina natural completamente tecnificada

Un ecosistema de piscina natural tarda un tiempo en lograr la maduración y funcionar correctamente, durante este periodo tendríamos proliferación de algas filamentosas, algas unicelulares que, sin suponer una amenaza para la salud pueden suponer un problema estético para algunas personas.

Además, en zonas climáticas con gran insolación y elevadas temperaturas resulta complicado mantener un equilibrio biológico tal que impida la proliferación de algas en las estaciones de más calor (que además son aquellas en las que utilizamos la piscina)

Por este motivo se pueden implementar una serie de elementos para lograr una piscina con las condiciones perfectas desde el primer momento, es una piscina natural completamente tecnificada:

Filtro sieve.

  • Se trata de un filtro que retira de forma automática material orgánica de la piscina.

Filtro de algas Scrubber.

  • Se trata de un filtro donde se favorece el crecimiento de algas de manera que estas absorben los nutrientes impidiendo que estas proliferen en otras zonas de la piscina.

Filtro de zeolitas.

  • Elimina los compuesto de amoniaco, una de las fuentes de nutrientes de las algas.

Reactor de fosfatos.

  • Elimina los fosfatos, otra de las fuentes principales de nutrientes de las algas.
Como hacer una picina natural

No es necesario implementar todos estos elementos para el correcto funcionamiento de la piscina, es importante, en función del problema que preveamos dotar a la piscina de determinados sistemas en previsión de los posible problemas.

Si quieres aprender a realizar los cálculos de dimensionado de los filtros de bombas de una piscina natural puedes apuntarte a nuestro curso online de piscinas naturales

Dejamos un video sobre cómo transformar una piscina convencional de cloro a una piscina natural sin obras importantes y sin perforar el vaso

Existen muchos tutoriales y guías escritas sobre cómo hacer piscinas naturales, pero a veces una imagen vale más que mil palabras.

Por eso, os dejamos a continuación un video explicativo sobre cómo construir una piscina natural en casa. En el video, se pueden ver los pasos del sistema de filtrado de una piscina natural realizados en un piscina existente.

Además, se explica detalladamente cómo mantener el agua limpia y saludable sin la utilización de productos químicos.

El video es de fácil comprensión y muestra claramente cómo crear una piscina natural en casa, paso a paso.

Para aquellos que prefieren aprender visualmente, este video es sin duda una gran ayuda para comenzar en la aventura de construir una piscina natural en casa.

No dudes en echarle un vistazo y seguir atentamente todas las indicaciones que el video proporciona para obtener resultados satisfactorios en la construcción y mantenimiento de tu propia piscina natural en casa.

Comentarios y preguntas frecuentes de los usuarios sobre piscinas naturales y su construcción

La construcción de una piscina natural puede generar muchas dudas y preguntas, especialmente si no se tiene experiencia previa en la materia.

A continuación, se abordarán algunas de las preguntas y comentarios más frecuentes que suelen surgir:

  • ¿Qué tipo de permisos son necesarios para construir una piscina natural en casa?
  • ¿Es posible construir una piscina natural sin la ayuda de un profesional?
  • ¿Cuál es la mejor ubicación para construir una piscina natural?
  • ¿Es necesario excavar mucho para construir una piscina natural?
  • ¿Es posible construir una piscina natural en un jardín pequeño?
  • ¿Cómo puedo cuidar de las plantas acuáticas de mi piscina natural?
  • ¿Cómo puedo evitar la formación de algas y mantener el agua limpia en mi piscina natural?
  • ¿Es posible utilizar productos químicos para el mantenimiento de la piscina natural?
  • ¿Qué coste aproximado tiene construir una piscina natural?

Estas son solo algunas de las preguntas más frecuentes que pueden surgir a la hora de construir una piscina natural en casa.

Es importante tener en cuenta que cada caso es diferente y dependerá de factores como el espacio disponible, los materiales utilizados y las particularidades del entorno.

En cualquier caso, es recomendable contar con la asesoría de un profesional para garantizar una construcción adecuada y un mantenimiento correcto de nuestra piscina natural.

Últimas entradas del blog

Últimos proyectos de SingularGreen

Mensaje enviado

Su mensaje se ha enviado con éxito.
Nos pondremos en conctacto lo antes posible (el plazo habitual es de 24/48 horas en días laborales de lunes a viernes)